Cristian Parra: “Lo más importante para mí es poderle llevar a mi suegra los cuerpos de mi esposa y mis hijas”

El periodista Cristian Parra Ocoró, único sobreviviente del accidente de tránsito ocurrido el pasado 12 de enero a las 6:40 p.m. en Cangrejo, corregimiento del municipio de Betulia, entre Bolombolo y Santa Fe de Antioquia, narró la terrible tragedia que le ha tocado padecer.

Hoy se cumplen seis días de búsqueda de las cuatro personas, el conductor Orlando Medina, de 56 años, la docente Yesenia Murillo y sus dos hijas, Thaira Crustina Parra Murillo, de 10 años, y Thailen Parra Murillo, de 5 años.

El vehículo de servicio público cubría la ruta Andagoya-San Pedro de Urabá y cayó a las profundas aguas del río Cauca.

Yesenia Murillo es una profesora que trabaja en el corregimiento de Santa Catalina, municipio de San Pedro de Urabá.

En la camioneta viajaba Cristian Parra, esposo de Yesenia y padre de las menores y por el momento, único sobreviviente del accidente.

Cristian Parra habló con El Colombiano sobre lo sucedido esa tarde del miércoles 12 de enero. Recuerda que el vehículo chocó con una señal de tránsito, dio varios giros y comenzó a rodar hasta que se empezó a hundir en el río Cauca. Fue en ese momento cuando el padre de las menores reaccionó, ya que estaba adormilado, y buscó una salida.

—Cuando reacciono estoy boca abajo, es decir, las llantas del carro quedaron hacia arriba, estaba volteado. Tuve una reacción rápida, pude soltar el cinturón de seguridad y caí. Volteo, logro ver a mi familia y salgo por la única ventana que había disponible, la del conductor. Me encuentro en un remolino y braceo hasta la orilla para pedir ayuda. Desperté justo antes de que el carro se terminara de sumergir, me tocó verlo hundir.

Entonces todo era confusión, Cristian no sabía dónde estaba, incluso pensó que habían caído en un río manso, poco profundo.

Corrió a pedir ayuda para sacar rápido a su familia y al conductor. Buscó luces de casas cercanas y subió la cuesta. Salió por un gallinero y se encontró con dos señoras que no lo podían ayudar, pero que le dijeron que en la tienda que seguía lo apoyarían.

—Corro gritando auxilio porque mi familia estaba allá abajo en el río. Las personas de una tienda salieron con palos y garrotes a ver qué podían alcanzar. Conté con la fortuna de quedar con un teléfono en mi bolsillo, aunque no prendía. Metí la sim card en un celular que me prestaron y pude llamar a la familia de mi esposa Yessenia y a la mía para contarles lo que había pasado. Luego llegaron los cuerpos de socorro y empezaron la búsqueda desde la mañana siguiente hasta ahora.

Cristian fue valorado por los primeros equipos de rescate que llegaron al lugar, solo terminó con raspones y una lesión leve en un dedo. Esa noche fue llevado por los bomberos a Santa Fe de Antioquia y desde entonces duerme en una tienda de Anzá y todas las mañanas regresa al sitio del accidente para estar presente en los operativos de rescate.

La atención del incidente es liderada por las autoridades regionales y apoyada por los bomberos de Betulia, Santa Fe de Antioquia, Olaya, Sabanalarga y Anzá en una amplia zona del Suroeste antioqueño con incidencia del río Cauca.

Además de los familiares de los desaparecidos, el operativo de búsqueda lo integran 47 personas entre los que se encuentra personal del Dagran, Bomberos, Ejército Nacional, Defensa Civil, Policía y el concesionario Devimar, encargado de la carretera.

A esto se suman equipos de los organismos de rescate y otros facilitados por la comunidad vecina, como lanchas, grúas, vehículos, buzos y una ecosonda lanzada al río para tratar de ubicar el carro.

Cuenta Cristian que le solicitaron a la Armada Nacional buzos expertos en este tipo de rescates, además de un radar de profundidad, para continuar la búsqueda.

Negó, a su vez, que los ganchos lanzados al lecho de río hubieran pescado partes del vehículo o elementos de los ocupantes, tal como se difundió el fin de semana, y pidió que no se publiquen informaciones no confirmadas que pueden retrasar los trámites con las autoridades.

—Esta búsqueda es bastante angustiante, trato siempre de mantenerme fuerte, de mostrarme sensato, pero en mi interior hay un vacío grandísimo, a veces miro al río y usted no se imagina lo que siento. Entro a una tienda en Anzá, donde estoy durmiendo estos días, y veo juguetes o cuadernos. Eso me parte el alma. Lo más importante para mí ahora es poderle llevar a doña Aurelia, mi suegra, el cuerpo de su hija y de sus nietas.

El conductor Orlando Medina está casado y tiene tres hijos de 10, 18 y 22 años. Vive con su familia en Medellín.

Cristian Zabala, sobrino del conductor, dijo que se estima que el carro cayó a una profundidad de hasta veinte metros  en el río Cauca. Los familiares están desesperados al no saber nada de sus seres queridos.

La familia le solicitó a la Armada Nacional que preste un equipo que fue usado en el naufragio del barco El Almirante en Guatapé en 2017 y que envía ondas del lugar donde hay cuerpos. Cristian Parra Ocoró, esposo de la profesora, quien logró salir con vida, contó que el conductor tenía el cinturón de seguridad, así que se presume que el hombre estaría en el interior del vehículo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Puño, patadas, agarrones y mechoneadas: la pelea de paramédicas en Bogotá por recoger un accidentado

Mié Ene 19 , 2022
Hasta los compañeros de las ambulancias que trataron de separarlas terminaron recibiendo agresiones. Noticias Bogotá. Todo un escándalo fue el que se vivió durante la tarde de este martes en la ciudad de Bogotá, cuando varios transeúntes y conductores lograron grabar la fuerte pelea protagonizaron dos mujeres. Ambas eran paramédicas […]

Chief Editor

Johny Watshon

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur

Quick Links